viernes, 21 de julio de 2017

REGEMAT 3D PROBARÁ EN MÉXICO SUS TEJIDOS IMPRESOS EN 3D

José Manuel Baena, director de Regemat 3D, empresa de Granada (España) recientemente distinguida con el premio emprendedor XXI de Andalucía, ha declarado a la prensa local que están preparando un ensayo clínico en México que supondrá la primera prueba en pacientes de sus tejidos para regeneración en 3D.
Además, la empresa trabaja con grupos que desarrollan terapias para patologías específicas como la regeneración de válvulas cardiaca, oftalmología, fármacos.




Lo que hacen en Regemat es elaborar un software con el que imprimir en 3D tejidos o piezas personalizadas según diseño o segmentación obtenida a través de TAC o Resonancia Magnética, pero tienen un extra más.
Han creado lo que llaman bioimpresión, que permite configurar las partes de la pieza donde inyectar o depositar células madre que suponen una gran novedad en la impresión 3D, ya que se podría regenerar la pieza a partir de esas células madre.





La novedad es imprimir en 3D una pieza con la geometría que quieras y configurarla para inyectar células de forma que ya tenemos una pieza en 3D a medida y con células repartidas con capacidad de regenerar tejido porque vienen de células madre, destacó José Manuel Baena.
Así, el objetivo final será que un paciente con patología o necesidad médica pueda tener esta pieza en 3D y que con las células se vaya regenerando.
En muchas aplicaciones todavía queda mucha investigación para regenerar ciertos tejidos, pues nuestro producto puede añadir la bioimpresión y adaptar la máquina a cada pieza, explica, pero en lo que más trabajan es en regeneración de cartílago.





Lo que Regemat ofrece a grupos de investigación y centros sanitarios es un programa y la adaptación de la bioimpresora para la realización de esas piezas.
Ya tienen en EEUU, México, Colombia, Portugal, Inglaterra, Escocia. 
Hablamos con el grupo de investigación para saber qué quiere hacer, qué aplicación clínica y qué quieren comprobar y se desarrolla la bioimpresora ya preparada para esas necesidades.
Ya están validando todos los permisos para poder trabajar con células humanas ya que la máquina se usa para investigación y están en proceso de llegar a la aplicación clínica en un proyecto en México de bioimpresión con células mesenquimales para regenerar cartílago.






Con estos avances, la pregunta es clara, ¿Hasta dónde se puede llegar? "Hay que ir paso a paso. Lo que ahora se hace con material sintético hay que ir convirtiéndolo en bioimpreso y que desaparezca.
Hay que seguir trabajando mucho, primero el cambio de material sintético por otro que se degrade, ponerle células y a partir de ahí donde se pueda llegar".
Por ejemplo, en el campo de reconstrucciones, en lugar de tener que coger huesos de otras partes del cuerpo, poder regenerar tejidos, y Regemat ya trabaja en dar esas herramientas a los investigadores.
Se conseguirá hacer un órgano 3D con células y que sea funcional, por eso estamos aquí, asegura Baena.







miércoles, 19 de julio de 2017

RÉPLICA HIPERREALISTA POR IMPRESIÓN 3D DE UN CUERPO HUMANO PARA ENSAYOS MÉDICOS

Investigadores de la Nottingham Trent University en el Reino Unido, dirigidos por Richard Arm en colaboración con el Ministerio de Defensa británico han creado una réplica del cuerpo humano con la impresión 3D con fines de ensayos médicos de un realismo tal que las imágenes de las pruebas sanitarias pueden hasta herir la sensibilidad de los lectores y espectadores más aprensivos.                                                                        




           
Los científicos se valieron de la tomografía computarizada para crear con impresoras 3D órganos que prácticamente parecen auténticos.  
Utilizaron diferentes grados de silicona para dotar de textura a los órganos internos. 
Los pulmones se inflan y desinflan como en la vida real por lo que se da la impresión de que el "paciente" está respirando. 






La sangre, artificial, también se puede bombear fuera de los vasos sanguíneos para imitar la pérdida de flujo que se produce durante las intervenciones quirúrgicas.
La piel, hecha de silicona, se puede cortar y reparar una y otra vez.    
Además, la cara se basa en el rostro de una persona real para darle mayor verosimilitud.







El objetivo de este proyecto es que los cirujanos se preparen física y psicológicamente para la vida real utilizando reproducciones lo más fidedignas posibles de la anatomía humana y "metiéndose" dentro de la misma.
Por su parte, el coronel Peter Mahoney, especialista en anestesia de los Servicios Médicos del Ministerio de Defensa de Gran Bretaña ha declarado que esta réplica hiperrealista podría transformar la forma en que los cirujanos militares se preparan para afrontar los traumas en los campos de batalla.                                                                 



Se espera que el Ministerio de Defensa reciba dos de estos, pacientes, recreados por impresión 3D en 2017 para comenzar a entrenar a su personal en ellos.
El profesor Tilak Dias, un supervisor del proyecto, dijo: "Al mejorar la experiencia de aprendizaje de los cirujanos, podemos asegurar que estarán mejor preparados para situaciones de la vida real, donde sus habilidades y conocimientos sean invocados para salvar la vida de las personas."






     

lunes, 17 de julio de 2017

SUELAS DE CALZADO COMPOSTABLES REALIZADAS POR IMPRESIÓN 3D EN UN PROYECTO DEL SLEM HOLANDÉS

En este centro de origen holandés de innovación del calzado SLEM, se está trabajando en la fabricación de suelas de zapatos mediante la impresión 3D compostables en un 90%.
La clave de este proyecto, fabricación de suelas de zapatos, es el filamento desarrollado por la start-up alemana Bio Inspiration.
Desde hace muy poco tiempo se trabaja en la fabricación de filamentos para las impresoras 3D o la fábrica a base de materiales naturales y que además, dichos filamentos sean biodegradables, reciclables o compostables. 












El filamento usado para realizar poder este trabajo es el Willow
Flex, un bioplástico elastomérico flexible, con una capacidad de biodegradabilidad del 90% en condiciones óptimas, en tan sólo seis meses.
A pesar de esta eco-propiedad, este material se mantiene estable entre los -15 a los 100ºC, lo que permite su uso en un gran abanico de situaciones.
El hecho es este material se pueda usar en cualquier impresora 3D de tipo FFF, ya sea en el ámbito profesional o particular.












Esto hace que se pueda abrir amplias posibilidades para una futura incorporación de este tipo en negocios de la fabricación de calzado de cualquier tamaño.
De momento, esto es un proyecto de investigación y se han realizado varios prototipos, aunque el SLEM ya lleva un tiempo trabajando en el uso de materiales flexibles para realizar calzado por impresión 3D.
Esperamos trabajar con BioInspiration para mejorar la durabilidad del material y llevarlo hasta las fábricas es lo que declara la directora creativa de SLEM, Nicole van Enter, según recogen varios medios.





                                                                                
 



lunes, 10 de julio de 2017

TALLERATOR RESUME LA TECNOLOGÍA DEL COCHE AUTÓNOMO EN TRES PUNTOS CLAVE

El nuevo Estudio Tallerator sobre Tendencias Automovilísticas se centra en esta nueva generación de vehículos, también denominados Coches Inteligentes, que rodarán tanto por ciudad como fuera de entornos urbanos.


Tras analizar distintos informes, datos y opiniones de las más importantes multinacionales, fabricantes y ‘think tanks’ del sector automovilístico, el comparador de neumáticos online ha resumido en tres puntos clave la gran importancia que supondrán para conductor, posventa y Economía Colaborativa.







1. MÁS SEGURIDAD, Y ANTES DE LO QUE PENSAMOS
Ante el enorme de información, opiniones y datos que está surgiendo en torno a este nuevo campo, Pedro Pagès, CEO de Tallerator, resalta que “el consumidor debe tener presente que el Coche Autónomo no es un producto inalcanzable sacado de la película “Minority Report”.


Aunque serán muy parecidos a los que vemos por las carreteras, los coches contarán con un arsenal de ayudas a la conducción, incluyendo la capacidad de rodar de forma autónoma.
Eso sí, el conductor seguirá siendo el responsable del vehículo y es necesaria su atención para controlar diversas funciones.






Pero BMW, por ejemplo, ofrece vehículos automatizados capaces de estacionarse por sí mismos cuando así se les indica, por medio de gestos sencillos o con una llave inteligente.

Pero ya se venden modelos que aparcan solos y camiones que transitan por carreteras norteamericanas mientras su conductor repasa su planning o simplemente descansa, comenta Pagès, haciendo referencia al modelo Freightliner Inspiration desarrollado por Daimler, el primer camión con tecnología autónoma que tiene licencia para rodar por carretera.




Este estudio no evita el análisis de accidentes supuestamente provocados por famosos modelos de automóviles autónomos, como Tesla: en 2016 falleció un conductor mientras su Model-S circulaba en el modo autónomo.

Tallerator quiere destacar que el informe de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos, de más de 500 páginas, plasmaba que el sistema de seguridad del coche funcionó de forma ejemplar, alertando reiteradamente al conductor de que, debía poner las manos en el volante y tomar el control del vehículo para no chocarse.







Datos recogidos por todo el mundo arrojaron resultados similares y destacaron el buen funcionamiento de estos avanzados sistemas.
El coche autónomo se está desarrollando como un avance muy valioso en materia de seguridad, y servirá para minimizar accidentes por despistes y otro tipo de errores humanos.

Y se le añaden, servicios, que ya están disponibles en el mercado, como facilitar maniobras delicadas mediante el aparcamiento por control remoto.
El resto de tecnologías estarán prácticamente desarrolladas en la próxima década, según Navigant Research, se espera que se vendan 129 millones de vehículos autónomos entre 2020 y 2035.








2. INVERSIONES MULTIMILLONARIAS QUE APUESTAN POR LA INNOVACIÓN
El volumen de negocio que se moverá en torno a estos vehículos, esto podría significar una nueva revolución en la “Historia de la Automoción”, según Tallerator.

En datos globales, los vehículos autónomos generarán una actividad económica de 0,8 billones de dólares en el 2035, disparándose la cifra hasta los 7 billones en 2050, según cálculos de un estudio de Intel y Strategy Analytics difundido este mes.
Estos tipos de autos, casi 4 billones corresponderán al transporte de pasajeros y casi 3 billones al de mercancías y logística.







Esta tecnología irá de la mano de la conectividad, entrando en juego pantallas, sensores, nuevos indicadores, e incluso, carreteras interactivas, cuyas señales y marcas en el asfalto servirán como puntos de información y referencia.


En este sentido, la sustitución y venta de nuevas piezas y componentes propiciará la creación de nuevos perfiles profesionales y la necesidad de seguir realizando el mantenimiento del coche siempre en centros capacitados y reglados conforme a las normativas que están por llegar.






Se vivirá una transición de la 2.0 a la Posventa 4.0, ya que este coche se convertirá en un conjunto tecnológico de referencia en gestión de información (carreteras, tráfico, radares, normas viales en cada momento,…).


3.- NEUMÁTICOS INTELIGENTES E IMPRESOS EN 3D
Sobre estos neumáticos también será analizado por Tallerator en torno al Coche Autónomo pone encima de la mesa la nueva revolución de la rueda.

En el último Salón del Auto de Ginebra, Goodyear
presentó un prototipo, denominado IntelliGrip Urban, que se está desarrollando, para la futura generación de vehículos compartidos, eléctricos y autónomos en las
zonas urbanas.
Servirá para saber que las ruedas van a complementar los sistemas de control de los vehículos autónomos, mejorando la seguridad de los pasajeros.



Serán sensibles a la carretera y a las condiciones meteorológicas, recabando datos y enviándolos directamente al sistema informático del vehículo para optimizar velocidad, frenado, manejabilidad y estabilidad.
Pero también llega la impresión 3D y la Inteligencia Artificial, dos tecnologías de vanguardia que estarán presentes en los neumáticos del futuro inmediato gracias al Coche Autónomo.
Un ejemplo es que Michelin está desarrollando una esfera impresa en 3D como primer neumático impulsado por Inteligencia Artificial.
Este elemento ya copa una gran cuota de mercado en la posventa, pero pronto será muy distinto a como lo conocemos en la actualidad.  
Aplicando Inteligencia Artificial e impresión 3D, la banda de rodadura se reemplazará en caso de desgaste, lo cual se hará pasando por el taller y en otros puntos que dispongan de impresoras 3D que “renueven” el dibujo en la goma.