miércoles, 15 de marzo de 2017

UNA ESCUDERÍA FRANCESA INCORPORA A SUS MOTOS PIEZAS IMPRESAS EN 3D

La escudería francesa, TransFIORmers luce en la carrocería de sus motos de competición el patrocinio de Renishaw, la empresa británica especializada en impresión 3D Y que creó la primera bicicleta del mundo con esta tecnología.                                             
No es casualidad, ya que TransFIORmers ha recurrido cada vez más en este tipo de impresión con el fin de mejorar el rendimiento de sus motocicletas en los circuitos.    

TransFIORmers, equipo con numerosas participaciones en el FIM CEV de Moto2 y wild cards en el Mundial de la categoría, se enorgullece por haber conseguido un sistema de suspensión delantera que es radicalmente diferente en comparación con cualquier otra pieza utilizado en este sector: un sistema de suspensión, utilizando la tecnología de la impresión 3D metálica. 




El equipo francés partió del concepto del tristemente desaparecido ingeniero francés Claude Fior, que desarrolló esta suspensión delantera rígida con un solo amortiguador y bieletas en el Mundial de 500 cc durante los años 80. 

Ahora Christian Boudinot, expiloto de la Fior, ha continuado con el trabajo de su maestro. 






TransFIORmers recogió el testigo de Claude Fior y ahora trabaja de forma conjunta con la compañía i3D Concept, usuario de la nueva impresora metálica AM250, una máquina de fusión por láser de la empresa Renishaw, desarrolló y optimizó el diseño de sus componentes.



Fabricados en titanio, son un ejemplo de la consolidación efectiva de piezas mediante la impresión 3D
Las múltiples piezas de aluminio mecanizadas y soldadas, ahora se han consolidado en un solo componente. 



Esta optimización topológica proporciona un ahorro de masa de aproximadamente el 40%, además del consiguiente refuerzo en rigidez.                 
                           
"Para mejorar el rendimiento general de la motocicleta es necesario reducir el peso de todos los componentes situados detrás de los amortiguadores; es absolutamente vital", afirma Jérôme Aldeguer, ingeniero mecánico en TransFIORmers, que añade: 







"El fracaso para optimizar pesos de los componentes puede tener un efecto adverso en la vibración, el frenado y la aceleración, por lo que la reducción de peso es una muy alta prioridad."              
Con la tecnología de impresión de metal de I3D Concept,  fueron capaces de reproducir la pieza en una sola impresión con un metal de titanio ligero y fuerte, Ti6AI4V (con una resistencia a la tracción de 1.100 MPa y densidad 99,7%).               
El resultado ha sido una pieza con un peso reducido del 40%, lo que ha supuesto un ahorro de 600 gramos.                                       
Además del ahorro de peso, las tecnologías de fabricación en impresión 3D de metal también le permitieron a TransFIORmers realizar diseños con mayor precisión y con más control sobre las tolerancias y la flexibilidad.                                   
Además, el modelado 3D y el prototipado rápido le permitió implementar rápidamente geometrías de la pieza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada