miércoles, 10 de mayo de 2017

EL TAXI ESPACIAL TENDRÁ 600 PIEZAS IMPRESAS EN 3D


La Agencia Espacial Norteamericana, adjudicó 
de forma reciente a las compañías SpaceX y Boeing el servicio de transporte de astronautas y suministros a la Estación Espacial Internacional.
De acuerdo con un comunicado que realizo la NASA, en cada servicio de taxi espacial se transportarán hasta 4 astronautas y 220 libras de carga (comida, agua, combustible, baterías y equipo) a la Estación Espacial.






Actualmente Boeing está construyendo algunas unidades espaciales y tiene previsto que para finales del 2018 se pueda realizar el primer lanzamiento de prueba y si todo sale como está previsto estaría lanzando un viaje tripulado en los meses siguientes.
Mientras tanto, Elon, el fundador de la compañía SpaceX, también se está preparando su nave Dragon Capsule para comenzar a realizar pruebas a la par que Boeing a finales del 2018.




Boeing ha estado construyendo su taxi espacial, fue llamado 
CST-100, desde hace ya algún tiempo, aunque con algunos
contratiempos.
Boeing había retrasado el lanzamiento de su nave espacial 
debido a un problema que tenía con la fabricación de algunas 
de las partes de esta aeronave.
De acuerdo con el sitio Aviation Week, Boeing habría 
retrasado el despegue de su medio de transporte espacial 
debido a que algunas de las partes que se habían fabricado poseían grandes deficiencias, tanto del material con lo que 
estaban construidos como el diseño, lo cual hizo que la 
compañía fuera más conservadora en la fecha del despegue.










Según la OPM son más de 600 piezas que estarán construidas con impresoras 3D con un material llamado PEKK, un polímero con la rigidez y resistencia del aluminio pero con un peso mucho menor.
A su vez este tipo de material resiste temperaturas muy extremas de entre 185 grados centígrados y 150 grados




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario