lunes, 7 de agosto de 2017

LOS DISEÑADORES DE ÓRGANOS ELIMINARÁN LAS LISTAS DE ESPERA PARA TRASPLANTES

El diseño de órganos está en la mira de la medicina y la tecnología porque constituye una de las profesiones del futuro más prometedoras, que ya está teniendo sus primeras experimentaciones.
Una de las consecuencias positivas más destacadas, es que eliminará las listas de espera para trasplantes porque podrán diseñarse órganos a medida que eviten años de sufrimiento e incluso muertes. 


QUÉ HACEN LOS DISEÑADORES DE ÓRGANOS
Estos diseñadores crean estructuras biológicas como huesos, cartílagos y órganos que se fabrican por capas con impresión 3D.
Es un trabajo conjunto entre médicos e ingenieros pero ya se están planeando carreras específicas para enseñar esta profesión en profundidad.
Actualmente es útil para trasplantes de órganos o experimentación médica, por ejemplo, imprimiendo hígados en 3D para probar medicamentos, el objetivo es mejorar la calidad de vida, expandir las opciones de empleo, generar negocios y especialmente, reducir las listas de espera de trasplantes al diseñar órganos personalizados para quienes precisan recibirlos.




El desafío que afrontan los diseñadores de órganos es incursionar en la fabricación de estructuras a partir de las células de la propia persona como método de protección contra el rechazo que podría generar el cuerpo hacia una tecnología.
La creación de órganos o tejidos, evolucionará hacia nuevas funciones artificiales para mejorar el organismo e incluso órganos desconocidos hasta el momento, como es el caso de Neil Harbisson, el inglés con una antena implantada en la cabeza para percibir colores pues nació viendo en blanco y negro.
Los cuestionamientos éticos no tardaron en florecer cuando se asomó la posibilidad de imprimir órganos en 3D. 
Se necesitarán especialistas encargados de determinar la calidad del órgano fabricado para poder asegurar que los aspectos económicos no intervengan en el producto que recibe el paciente, repercutiendo en su calidad de vida.
El coste de esta tecnología y su accesibilidad igualitaria es un problema, así como el mercado negro de órganos impresos para personas que pueden costearlos.









TRASPLANTE DE ÓRGANOS EN ESPAÑA
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad anunció en enero de 2017 y que nuestro países puntero en trasplantes tradicionales de órganos en el mundo.
Lleva veinticinco años seguidos ocupando la posición de privilegio, reduciendo las listas de espera en 196 pacientes entre 2015 y 2016 de los casi 6000 que esperan su oportunidad.
Teniendo en cuenta los antecedentes de efectividad en trasplantes, España es un mercado ideal para el diseño de órganos porque ya trabaja el área de forma exitosa.


En lugar de esperar la llegada de un órgano milagroso y tal vez morir en la expectativa, el paciente recibirá una estructura adaptada a sí mismo.
El trasplante tradicional de órganos quizá no desaparezca cuando se trata de urgencias, sin tiempo para crear una tecnología de implante.
Es probable que incluso se hagan bancos de órganos impresos en 3D con un formato estándar para garantizar que se reciba a tiempo y posteriormente diseñar uno específico, aunque este método podría derivar en el rechazo del órgano estandarizado como sucede actualmente con la medicina que conocemos.
Actualmente el Sistema Nacional de Trasplantes maneja una política igualitaria en la cual ningún donante sabe a quién le tocará su órgano, ni consigue algún tipo de recompensa.
En países como Estados Unidos y Alemania se organizan encuentros entre donante y beneficiario, una práctica que España no avala alegando que incita a la discriminación si por ejemplo, alguien no quiere donar su órgano a una persona con otra religión o color de piel.




No hay comentarios:

Publicar un comentario